Belleza de las cicatrices

Vivimos en una sociedad de usar y tirar, pero ¿qué pasa con las emociones? ¿Qué pasa con nuestras propias vidas cuando sufrimos cicatrices? ¿Son cicatrices que perduran o cicatrices que sanan? Hoy viajamos hacia Japón. Hace 5 siglos surgió en el lejano oriente el kintsugi, una técnica para arreglar una cerámica rota. Forma parte de una filosofía que plantea que las roturas y reparaciones forman parte de la historia de un objeto, y que deben mostrarse en lugar de ocultarse, incorporarse y además hacerlo para embellecer el objeto, poniendo de manifiesto su transformación e historia. En nuestro diálogo con Fernando Díaz, Enrique Angurell y Mateus Rodrigues, reflexionamos sobre esta técnica y lo que nos enseña en cuanto a las costumbres de nuestra sociedad.

Ir a descargar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s